miércoles, 22 de octubre de 2014

Concursos Internacionales de Literatura para Mujeres


Imagen tomada del archivo de Anita Mendoza.



Llaneras cojedeñas  en el archivo de Luis Felipe Colina Duque


XVI CONCURSO DE RELATOS BREVES DE MUJERES PARAULES D'ADRIANA 
Podrán participar todas las mujeres a partir de 16 años que lo deseen. Cada una de ellas puede presentar dos obras como máximo.
La participación en el concurso implica la aceptación de las presentes bases. Las obras podrán estar escritas en catalán en castellano.  Deberán ser inéditas, originales, y se presentarán en formato a doble espacio con letra Times New Roman 12 o Arial 12, tamaño DIN-A4 y escritos en una sola cara. La extensión no será inferior de 4 páginas ni superior de 10 páginas.
Los relatos no podrán haber sido ganadores y/o finalistas de este concurso en ediciones anteriores, ni de otros concursos.  Las concursantes no podrán haber sido ganadoras de este concurso en la edición anterior.
El tema a tratar es libre. Se valorará la calidad literaria del relato, la utilización de un lenguaje no sexista, la visibilización de las desigualdades de género, así como el tratamiento de la igualdad entre mujeres y hombres.
Se podrán presentar o enviar a: -por correo postal al CIOD donde se presentaran cuatro copias firmadas con seudónimo, junto con un sobre cerrado con los datos de la autora: seudónimo, nombre y apellidos, correo postal, correo electrónico, teléfono de contacto y fotocopia del DNI de la autora.
por correo electrónico a infodonaciod@sant-adria.net , donde se enviaran tres documentos: el relato o los relatos presentados con el seudónimo, los datos personales (nombres, apellidos, seudónimo, correo postal y teléfono de contacto) y el documento escaneado del DNI.
Presencialmente en el CIOD. HORARIO DE RECEPCIÓN: mañanas (de lunes a viernes de 9 a 13 h) y tardes (de lunes a jueves de 15 a 19hs.
Se otorgará un premio en la  Categoría General de 550 euros.
 Categoría Sant Adriá de 300 euros a la mejor obra realizada por una autora de Sant Adriá. Para la concesión de la categoría de Sant Adriá, el Ayuntamiento comprobará de oficio el empadronamiento en el municipio de la concursante.  Los premios estarán sometidos a las retenciones fiscales pertinentes. Los premios se harán efectivos mediante transferencia.
Cierre de la convocatoria: 29 de enero de 2018. Las autoras de Sant Adriá harán constar en la primera hoja, si además de participaren la categoría general quieren optar a la categoría de Sant Adriá.
El resultado del Jurado se hará público el mes de marzo de 2018. Si el Jurado considera que los trabajos presentados no tienen el nivel adecuado, los premios podrán declarase desiertos. La Concejala de Políticas de Igualdad dictará decreto de concesión de acuerdo al acta del Jurado.
El jurado se reserva el derecho a decidir sobre cualquier cuestión que pueda surgir relacionada con las bases del concurso.
Las ganadoras de los premios se comprometen a asistir a su entrega, o por causas justificadas, a enviar un/a representante debidamente autorizado/a.
Se comunicará a todas las participantes mediante correo postal o electrónico: el lugar, la fecha  y la hora de la entrega de premios que se llevará a cabo alrededor de los actos de conmemoración del 8 de marzo de 2018, Día Internacional de las Mujeres, organizados por la Concejalía de Políticas de Igualdad. Las obras premiadas, quedarán en poder del Ayuntamiento de Sant Adriá de Besos, el cual se reserva el derecho a publicarlas. Las obras no premiadas podrán retirarse en el CIOD durante el mes de abril de 2017.
La  aprobación de las bases quedara supeditada a la condición suspensiva de la existencia de crédito a la partida presupuestaria 020 23201 48100 para el ejercicio de 2018.
Para consultar bases e información:
CIOD- Centre d'Informació i Orientadó de la Dona
C. les Escoles, 10, balxos. Tel 93 44211 21 y  infodonaciod@sant-adria.net



XXX PREMIO ANA MATUTE DE NARRATIVA DE MUJERES 2018
Podrán concurrir al mismo;  escritoras de cualquier nacionalidad con relatos en lengua española no premiados anteriormente en ningún otro concurso.  Los originales, con libertad de tema, deberán ser inéditos y tener una extensión no superior a 12 folios, con un tamaño de letra mínimo de 11 puntos y 30 líneas máximo por hoja.
Se presentará un ejemplar, en folios impresos a doble espacio, por una sola cara, debidamente numerados y encuadernados, cosidos o grapados. Se admitirá un solo ejemplar por autora.
Los relatos presentados deberán ir firmados por sus autoras, incluyendo en el ejemplar sus datos personales (nombre, domicilio, teléfono y correo electrónico) y una breve reseña biográfica.
El envío se hará llegar a Ediciones Torremozas, Apartado 19032, 28080 Madrid, España, indicando en el sobre “Para El Premio Ana María Matute”. Cierre de la convocatoria: 31 de diciembre de 2017 (se tendrá en cuenta el matasellos de correos). No se admitirán originales vía correo electrónico.
El Premio “Ana María Matute” consiste en la dotación 150 euros en metálico y la publicación del relato ganador, junto a los finalistas, en un volumen de la Colección “ETC”. Ediciones Torremozas se reserva los derechos de la edición.
El Jurado estará compuesto por especialistas en literatura cuyo nombre se dará a conocer en el momento de hacerse público el fallo, que será inapelable. Ediciones Torremozas no devolverá los originales no premiados, que serán destruidos tan pronto se haya producido el fallo.
Sus datos podrán ser utilizados exclusivamente para envío de información de la editorial. Si no desea que sus datos personales se incorporen al fichero para recibir información, deberá indicarlo junto a los textos presentados al concurso o enviarnos un e-mail a ediciones@torremozas.com
La presentación al Premio “Ana María Matute” implica la total aceptación de sus bases, cuya interpretación, incluso la facultad de declararlo desierto, queda a juicio del Jurado.


XXXV PREMIO CARMEN CONDE DE POESÍA ESCRITA POR MUJERES 2018
Podrán concurrir al certamen poetisas de cualquier nacionalidad con libros escritos en lengua española no premiados anteriormente en ningún otro concurso.Los originales, con libertad de tema y forma, deberán ser inéditos en su totalidad y tener una extensión no inferior a 600 versos ni superior a 800.


Se presentará un ejemplar, impreso por una sola cara, debidamente numerado y encuadernado. Se admitirá un solo poemario por autora.

 No se admitirán originales por correo electrónico.
Los libros presentados deberán ir firmados por sus autoras, incluyendo en el ejemplar sus datos personales (nombre, domicilio, teléfono y correo electrónico) y una breve reseña bio-bibliográfica.


El envío se hará llegar a Ediciones Torremozas, Apartado 19032, 28080 Madrid, España, indicando en el sobre “Para El Premio Carmen Conde”. Cierre de la convocatoria: 15 de marzo de 2018.


El premio consistirá en la publicación del libro premiado en la Colección Torremozas, con entrega de 50 ejemplares a su autora. La Editorial se reserva los derechos de la primera edición y, en caso de posteriores ediciones, estas serían objeto de contrato con la poeta premiada.


El Jurado estará compuesto por especialistas en poesía cuyo nombre se dará a conocer en el momento de hacerse público el fallo, que será inapelable.  Ediciones Torremozas no devolverá los originales no premiados, que serán destruidos tan pronto se haya producido el fallo.


Sus datos podrán ser utilizados exclusivamente para envío de información de la editorial. Si no desea que sus datos personales se incorporen al fichero para recibir información, deberá indicarlo junto a los textos presentados al concurso o enviarnos un e-mail a ediciones@torremozas.com
La presentación al Premio “Carmen Conde” implica la total aceptación de sus bases, cuya interpretación, incluso la facultad de declararlo desierto, quedará a juicio del Jurado.


XXXI CONCURSO VOCES NUEVAS DE POESÍA 2018
Podrán concurrir al certamen poetisas de cualquier nacionalidad, que no hayan publicado ningún libro de poesía, con poemas escritos en lengua castellana no premiados anteriormente en ningún otro concurso.
Los poemas, con libertad de tema y forma, deberán ser inéditos en su totalidad. Cada concursante enviará diez poemas. Se presentará un solo ejemplar de cada uno.
Los poemas presentados deberán ir acompañados por los datos de sus autoras, haciendo constar su domicilio, teléfono y correo electrónico, y una breve reseña biográfica. El envío se hará llegar a Ediciones Torremozas, Apartado 19032. 28080 Madrid, España, indicando en el sobre “Para el Premio Voces Nuevas” o por e-mail a ediciones@torremozas.com  indicando en el asunto “Para el Premio Voces Nuevas”. Cierre de la convocatoria: 28 de febrero de 2018.
El premio del concurso “Voces Nuevas”, consistirá en la publicación de los poemas seleccionados (máximo de 10 autoras) en un volumen de la Colección Torremozas bajo el título de “Voces Nuevas”. Ediciones Torremozas no devolverá los originales no premiados, que serán destruidos tan pronto se haya producido el fallo. El fallo se dará a conocer durante el mes de marzo y será inapelable.
Sus datos podrán ser utilizados exclusivamente para envío de información de la editorial. Si no desea que sus datos personales se incorporen al fichero para recibir información, deberá indicarlo junto a los textos presentados al concurso o enviarnos un e-mail a ediciones@torremozas.com
La presentación al Premio “Voces Nuevas” implica la total aceptación de sus bases, cuya interpretación, incluso la facultad de dejarlo desierto, quedará a juicio de la editorial.


XX CONCURSO DE CUENTOS "BERTA PIÑÁN"
Podrán participar en este Concurso todas las mujeres mayores de 18 años (con excepción de las ganadoras en ediciones anteriores). La dotación económica del Premio será de 500 euros.
Las obras, que no deberán haber sido premiadas con anterioridad en ningún otro concurso nacional o internacional, se presentarán en lengua castellana y/o asturiana y serán originales e inéditas. El tema de las obras es libre. Cada concursante sólo podrá presentar una obra y no podrá haber sobre ella ningún compromiso anterior de publicación.
Las obras tendrán una extensión no superior a 20 páginas y no inferior a 5. Se presentarán por triplicado, mecanografiadas, a doble espacio, en fuente Times New Roman y tamaño 12, con un máximo de treinta líneas por página, por una sola cara, debidamente numeradas y en tamaño DIN A4, con el título o lema correspondiente, debiendo carecer la obra de cualquier detalle que pueda permitir identificar a su autora. Las obras se presentarán sin firma personal, en un sobre grande y firmado con seudónimo.
En otro sobre cerrado, se incluirán los datos de la autora: nombre, apellidos, fotocopia del DNI, dirección de correo electrónico, dirección postal, teléfono y título de la obra. Es imprescindible adjuntar una copia digital de la obra en formato Word o PDF. El título de este archivo indicará únicamente el seudónimo y título de la obra (ejemplo: Historia del Rey Transparente. Rosa Montero). Esta copia digital se remitirá, bien por correo electrónico a cultura@cangasdeonis.com , o bien en un CD que se incluirá en el sobre junto con el resto de la documentación.
Cierre de la convocatoria: 5 de diciembre de 2017. Las obras presentadas se dirigirán, en sobre cerrado y con la referencia “Concurso Berta Piñán”, a la siguiente dirección:
Casa de Cultura de Cangas de Onís. Calle La cárcel, 13.
33550 Cangas de Onís. Asturias
El fallo del jurado, que será inapelable, se dará a conocer antes de finali-zar el año 2017. Además del primer Premio, el jurado podrá proponer dos accésits, si lo estima conveniente, a quienes se les entregarán diplomas acreditativos, si bien estos no llevarán dotación económica alguna. Asi-mismo, podrá declarar desierto el Premio.
Del Premio se deducirán las cargas tributarias correspondientes; no podrá ser fraccionado y su importe tendrá carácter de compensación por la renuncia a los derechos de autor a que se refiere la Base Séptima.
El Ayuntamiento de Cangas de Onís se reserva el derecho de publicar o reproducir total o parcialmente las obras premiadas. El autor no recibirá cantidad alguna en concepto de derechos de autor en esta primera edición.
Los trabajos realizados que no hayan sido premiados deberán ser retirados de la Casa de Cultura en un plazo de un mes a contar desde el día que se comunique el fallo del jurado. Los trabajos no recogidos serán destruidos debidamente.
Todo lo no previsto en estas presentes Bases quedará sometido a criterio del jurado.

La participación en el concurso supone la plena aceptación de las presentes Bases.


V CONVOCATORIA ALUCINADAS 2017
Buscamos relatos de entre 5000 y 7000 palabras, escritos en español por mujeres de cualquier nacionalidad, en castellano, que deberán ser enviados en formato Word al e-mail alucinadas2017@gmail.com . El asunto del mensaje debe ser “Convocatoria Alucinadas 2017″ seguido del título de la obra enviada.
Los relatos irán firmados con pseudónimo. En un archivo aparte en el mismo mail del envío del relato deberán incluirse nombre, apellidos y método de contacto de la autora.
La temática debe circunscribirse a la ciencia ficción, en cualquiera de sus subgéneros, formas, interpretaciones y ángulos.
Los textos enviados deben ser originales, inéditos y los derechos deben estar en posesión de la autora y no deben estar comprometidos en otras convocatorias o publicaciones.
Se aceptará un máximo de un manuscrito por autora.
La recepción de manuscritos no garantiza su publicación, prerrogativa que queda en manos de las editoras. Cierre de la convocatoria: 31 de diciembre de 2017.
Las editoras elegirán una ganadora entre los relatos finalistas, a la que se le concederá un premio dotado de 500 euros. El premio se dará a conocer el 28 de febrero de 2018.
Los relatos finalistas, incluido el texto ganador, serán publicados bajo el sello Palabaristas S.L. antes del final de 2018, y serán comercializados a través de la plataforma Lektu. Las autoras recibirán 75% de los beneficios a repartir de los derechos de comercialización (el precio del libro sin IVA). [comprobar condiciones]
Queda en manos del equipo editor la posibilidad de ampliar las fechas de esta convocatoria si lo creyera oportuno, así como el derecho a interpretar y/o decidir sobre cualquier cuestión no recogida en estas bases.
El equipo editor se pondrá en contacto con las autoras finalistas y la ganadora, no estableciéndose contacto con el resto de participantes salvo para confirmar la recepción de su relato.
Esta iniciativa se convoca respetando la Ley de Protección de Datos, de manera que ningún dato personal recibido será cedido a terceros o utilizado con fines comerciales, y únicamente se utilizarán para ponerse en contacto con las autoras.


CONCURSO LITERARIO 100 AÑOS DE VIOLETA PARRA
El Grupo Literario Talestris, creado para promover la escritura femenina y la obra creativa de mujeres del mundo convoca a su primer concurso, con motivo del natalicio de la gran artista chilena Violeta Parra.
Se convoca a publicar en su página de facebook fotos, relatos, poemas, ensayos, ilustraciones, pinturas, pensamientos, canciones (de propia autoría) que resalten la figura de esta trascendental artista chilena.
Para concursar envía tus trabajos al correo: grupoliterariotalestris@gmail.com
Menores de edad deben enviar un correo en que sus padres o tutores legales autorizan su publicación.
Las obras que cuenten con derecho de autor deben incluir autorización para publicar su trabajo sin costo en esta página. Cierre de la convocatoria: 30 de noviembre de 2017.
Premios: 20.000 pesos al primer lugar y 10.000 para los lugares segundo y tercero, además de una colección de libros de escritoras chilenas.
Los premios serán avisados por correo electrónico y publicado en facebook y un blog, junto con la obra, una foto y entrevista de ganadoras, por lo que es requisito comunicarse con la comisión de forma personal o mediante video conferencia para cobrar los premios.




CONVOCATORIA ATERRADAS 2017
Buscamos relatos de entre 6.000 y 8.000 palabras, escritos en español por mujeres de cualquier nacionalidad, que deberán ser enviados en formato Word al e-mail aterradas2017@gmail.com . El asunto del mensaje debe ser “Convocatoria Aterradas 2017″ seguido del título de la obra enviada. En el cuerpo del mensaje irá incluido el nombre y los apellidos de la autora.
La temática debe circunscribirse al terror, en cualquiera de sus subgéneros, formas, interpretaciones y ángulos. Los textos enviados deben ser originales, inéditos y los derechos deben estar en posesión de la autora y no deben estar comprometidos en otras convocatorias o publicaciones.
Se aceptará un máximo de dos manuscritos por autora, aunque sólo se tendrá en cuenta uno para su posible publicación. La recepción de manuscritos no garantiza su publicación, prerrogativa que queda en manos de las editoras.
Cierre de la convocatoria; 31 de diciembre de 2017. Las editoras elegirán una ganadora entre los relatos finalistas, a la que se le concederá un premio dotado de 500 euros. El premio se dará a conocer el 15 de febrero de 2018.
Los relatos finalistas, incluido el texto ganador, serán publicados bajo el sello Palabaristas S.L. antes del final de 2018, y serán comercializados a través de la plataforma Lektu. Las autoras recibirán el 25% del PVP de cada ejemplar vendido en papel, tras restar impuestos. También recibirán el 100% de los beneficios de la venta de los ejemplares digitales, tras restar impuestos y el porcentaje de la plataforma de ventas.
Queda en manos del equipo editor la posibilidad de ampliar las fechas de esta convocatoria si lo creyera oportuno, así como el derecho a interpretar y/o decidir sobre cualquier cuestión no recogida en estas bases.
El equipo editor se pondrá en contacto con las autoras finalistas y la ganadora, no estableciéndose contacto con el resto de participantes salvo para confirmar la recepción de su relato.
Esta iniciativa se convoca respetando la Ley de Protección de Datos, de manera que ningún dato personal recibido será cedido a terceros o utilizado con fines comerciales, y únicamente se utilizarán para ponerse en contacto con las autoras.



CONCURSO DE RELATOS DE MUJERES AYUNTAMIENTO DE CASTELLÓN DE LA PLANA 2017
La Concejala Delegada de Igualdad convoca el Concurso “Relatos de Mujeres 2017. Podrán participar todas aquellas mujeres que elaboren un relato, en el cual sea protagonista o participe en el mismo una mujer o grupo de mujeres.
Los trabajos se presentarán por duplicado, en castellano o valenciano. Deberán ser originales e inéditos. Páginas numeradas, con una extensión mínima de 10 folios y máxima de 40, por una sola cara. Preferentemente escritos en letra de imprenta Times New Roman tamaño 12, en tamaño Din-A4, mecanografiados a doble espacio. Deberán presentarse sin firma, sin lema y sin seudónimo, otorgando un título al trabajo.
Los trabajos se presentarán en sobre cerrado, en el que figurará únicamente la siguiente anotación: “CONCURSO RELATOS DE MUJERES 2017”, sin firma y sin remitente en el sobre. Dentro de este sobre, se incluirá otro con los datos personales de la autora (nombre, apellidos, DNI, dirección, teléfono, etc., y todos aquellos datos que posibiliten su localización en caso de resultar ganadora).
La presentación de los trabajos se realizará en el Servicio de Igualdad de Oportunidades del Ayuntamiento de Castellón de la Plana, Paseo Ribalta 21 entresuelo A, y se podrá utilizar cualquiera de los medios de presentación y envío establecidos en la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.
En caso de presentación por correo ordinario, se deberá hacer mención en el dorso del sobre al lugar desde el que se remite el sobre junto a un código aleatorio de cuatro cifras, que identificará únicamente el remitente que lo genera. Ambos datos se anotarán en el libro de registro del Servicio de Igualdad de Oportunidades junto al número de orden de participación en el concurso que le corresponda.
En caso de presentación presencial, por el Servicio de Igualdad de Mujeres y Hombres, se hará entrega de un justificante de presentación del trabajo en el constará la fecha y el número de orden de participación en el concurso.
Cierre de la convocatoria: 30 de noviembre de 2017. Se valorará tanto el desarrollo literario como el contenido y la utilización de un lenguaje inclusivo, estableciendo una dotación económica de dos premios: de 2.000,00 euros para el primero y 1.000,00 euros para el segundo. El otorgamiento de estos premios estará condicionado a la existencia de crédito adecuado y suficiente.
La decisión del jurado será inapelable y se dará a conocer antes del 30 de abril de 2018. El fallo del jurado se hará público en los medios de comunicación local, y se le comunicará de manera oficial a la/s persona/s ganadoras del concurso.
Esta Corporación Municipal se reserva el derecho de publicar el/los trabajo/s premiado/s, en primera edición, durante el plazo de un año y medio a partir de la fecha del veredicto del jurado. En caso de publicarse el/los trabajo/s premiado/s, a la/s autora/s le serán entregados de forma gratuita, 20 ejemplares.
Si transcurrido el término de un año la autora galardonada pretendiera editar la obra premiada, habrá de figurar en lugar visible y destacado de la edición las circunstancias de haber sido objeto del premio “Relatos de Mujeres 2017” convocado por el Ayuntamiento de Castellón de la Plana.
Los trabajos que no resulten premiados podrán retirarse, previa acreditación, en el término de treinta días hábiles siguientes a la celebración de la entrega del premio.
La participación en este concurso supone la aceptación total de las presentes bases, y el incumplimiento de alguna de ellas anularía la participación en dicho concurso.
En caso de reclamación o conflicto, serán competentes los tribunales con jurisdicción en la ciudad de Castellón de la Plana.




OTROS CERTÁMENES RELACIONADOS






II CONCURSO LITERARIO "CÁNCER DE MAMA"
La Junta Provincial de Lugo de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y la Unidad de Patología Mamaria del Hospital Universitario Lucus Augusti (UMA) convocan el II Concurso Literario “Cáncer de Mama”.
Conscientes de la importancia que el diagnóstico de esta enfermedad supone en la vida de los pacientes y de su entorno familiar y social, tanto la AECC como la UMA consideran que la continuidad de un concurso de este tipo, en el que cualquier persona pueda expresar sus vivencias o sentimientos sobre esta enfermedad, puede ser de gran ayuda tanto para las personas afectadas como para sensibilizar a la población ante esta enfermedad.
El trabajo ganador será publicado en el diario El Progreso de Lugo, coincidiendo con el Día Mundial del Cáncer.
Los textos adoptarán el formato de cuento o relato breve y deberán ser inéditos en su totalidad y tendrán que ser presentados en castellano
La extensión de cada relato no podrá ser inferior a 3.000 caracteres ni superior a los 4.500, incluidos los espacios, y tendrán que estar escritos a doble espacio por una cara y en tipología Arial 11.
El tema principal deberá estar relacionado con el cáncer de mama, bien sea directamente con la enfermedad, su diagnóstico, tratamientos o con cualquiera de sus consecuencias (social, familiar, personal…)
Los originales deberán ser firmados con seudónimo y remitidos al correo electrónico concursolugo@aecc.es incluyendo en el cuerpo del mensaje los datos completos del autor o por correo postal, en este caso deberá incluirse otro adjunto con los datos personales a la Junta Provincial de la aecc, Rúa Clérigos 7, 3º izda 27001 Lugo.
Cierre de la convocatoria: 15 de enero de 2018. El jurado adjudicará un único premio al mejor relato, y su decisión será inapelable.
El premio estará dotado con 2.500€ patrocinados por la Empresa Suministros La Ronda y será fallado el 4 de febrero con motivo del Día Mundial Contra el Cáncer. Los impuestos correrán a cargo de la persona ganadora.
El envío del relato para la participación en este concurso implica la aceptación de todas las anteriores bases.  


II CONCURSO DE RELATOS CORTOS SOBRE VIOLENCIA DE GÉNERO FUNDACIÓN LUZ CASANOVA
La Fundación Luz Casanova convoca el II Concurso de Relatos Cortos sobre Violencia de Género. Este Concurso tiene como objetivo sensibilizar sobre la violencia de género, sus raíces y sus consecuencias, así como sus posibles soluciones.
Podrá participar cualquier persona a excepción de los miembros del Jurado y el Comité organizador. El tema es la violencia de género, todas las consecuencias que está teniendo en las mujeres, sus hijas e hijos y por ende en la sociedad, y sus posibles soluciones.
Las obras presentadas, deberán ser únicas y originales, no habiéndose presentado nunca a otro concurso, incluidos los electrónicos, valorándose especialmente la creatividad de las mismas. Todos los trabajos deberán ser escritos en castellano
La extensión máxima del relato será de 500 palabras quedando excluidas automáticamente las que superen estas medidas. Sólo se podrá presentar un relato por persona
El autor de las obras concursantes se reconoce autor de dichas obras y estar en pleno derecho de que éstas sean expuestas y publicadas en catálogos, trípticos, póster, etc. cediendo este derecho a los organizadores, siempre mencionando autor y título de la obra. Los organizadores se eximen de cualquier responsabilidad ante la reclamación por los derechos de imagen de terceros.
Los trabajos se remitirán como documento adjunto, en formato Word, a: concursos@proyectosluzcasanova.org
Todos los trabajos deberán ser identificados con un seudónimo. En un archivo o plica aparte deberán contener los datos que a continuación se indican y enviar, también en formato Word y como documento adjunto, aparte del relato pero en el mismo correo: 1 Seudónimo. 2 Titulo del relato. 3 Nombre y Apellidos. 4 DNI o Documentos que acredite su identificación. 5 Dirección completa indicando país de residencia. 6 Teléfono. 7 Correo electrónico.
Los Organizadores garantizan el correcto tratamiento de los datos de acuerdo con la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD). Cierre de la convocatoria: desde el 01 de noviembre de 2017, al 30 de noviembre de 2017. No se mantendrá correspondencia con los concursantes hasta la emisión del Fallo.
El fallo del jurado se dará a conocer el 20 de febrero de 2018, así como la fecha de la entrega de los Premios. Se establece un primer premio de 500 euros para el ganador. Dos premios de 250 euros cada uno de ellos para el segundo y el tercer trabajo finalista.
Los trabajos que no cumplan con estos requisitos no serán tenidos en cuenta, y por lo tanto quedarán automáticamente fuera de Concurso. La participación en este certamen, lleva consigo la aceptación de todas las bases expresadas en este documento.



XII PREMIO DE INVESTIGACIÓN EN POLÍTICAS DE IGUALDAD CARMEN DE MICHELENA
Podrá presentarse a este Premio toda persona física interesada que se dedique a la investigación y estudio de los temas descritos en el apartado I de las bases. La participación podrá efectuarse a nivel individual o colectivo. Cierre de la convocatoria: 25 de noviembre de 2017.
Se establece un primer y único premio, dotado con la cantidad de 3.000 euros, y un accésit de 800 euros. No podrán participar en el Premio las personas que formen parte del Jurado o aquellas que colaboren con el mismo, asociados o asociadas, familiares en primer grado, así como cualquier otra persona afecta a incompatibilidad legal.
Se admitirán dentro del ámbito de esta convocatoria todos aquellos trabajos relacionados con el estudio de la situación de las mujeres en la provincia de Jaén o en el entorno de la Comunidad Andaluza, en este orden de preferencia.
El plazo de resolución será de seis meses contados a partir de la finalización del plazo para la presentación de los trabajos.
Se presentarán en formato Word, con interlineado 1,5 y letra tipo Arial tamaño 10. La extensión mínima será de 50 páginas DIN A4, y la máxima de 200, excluyendo tablas, gráficos, esquemas, dibujos, fotos y referencias bibliográficas. Los trabajos, que se entregarán debidamente encuadernados, deberán presentarse adaptados para su posible publicación divulgativa, valorándose la calidad de su presentación y la corrección gramatical y ortográfica. Se tendrá muy en cuenta la correcta citación y documentación de las fuentes bibliográficas consultadas y, en general, la aplicación de la metodología científica y la observación de las normas formales que caracterizan a un trabajo de investigación.
Se hará entrega de 4 ejemplares del trabajo, debiéndose aportar, igualmente, una copia del mismo en soporte informático (en formato CD o de cualquier otro tipo).
-Documentación: Los anexos de la convocatoria del premio estarán publicados en la página web de Diputación provincial en el siguiente enlace: http://www.dipujaen.es

Forma de pago: El pago se realizará una vez resuelta la convocatoria del premio a la vista de la propuesta del jurado.

             

lunes, 20 de octubre de 2014

Leyendas indígenas (muestra cuatro)


El guerrero es una de las imágenes más sólida de los pueblos originarios 


Joven de la etnia pemón

Jóvenes de la ETAI Pemón Samarayi


Dos cuentos pemones 


LAS ESTACIONES DEL AÑO 
Hace de esto muchísimo tiempo. Entonces, El Sol era un indio. Y por aquel tiempo los indios padecían por la falta de aliño y no tenían sal.
Entonces, el Sol envió a sus sobrinos y a su hermana, que se llamaba Aná, a buscar sal. Por tal razón se fueron hacia la región de los Cariaba.
Y el Sol se fue también hacia aquellas tierras para alumbrarlos mientras cogían sal. Pero sus sobrinos se cargaron de sal en demasía y no se volvió a saber de ellos.
Y entonces, la madre de ellos los lloraba por muertos. Pero el Sol le dijo a su hermana: “Ellos no están muertos”. Y dejó de calentar por allá y vino el frío y ellos se levantaron y se vinieron acá trayendo sal.
Después, el Sol envió a sus sobrinos a buscar escopetas, anzuelos, telas y demás hacia Ikén. Y el Sol también se fue hacia aquellas tierras.
Y la gente de aquellas tierras, cuando vieron al Sol, levantaban las cosas que fabricaban y le decían: “Chon, aquí tienes tu tela, tu escopeta, tus anzuelos”…
El Sol, después, se fue  hacia la tierra de los Nopuerikok, que fabricaban el casabe en gran cantidad. Y entonces, estos indios sacaban sobre sus casas el casabe y le decían: “Chon, aquí tienes tus tortas de casabe”.
Y después de esto, el Sol estaba siempre de pie sobre los indios.
Entonces, los  indios no tenían ni sebucanes. Prensaban la yuca en cortezas del árbol Tué. Y el Sol alumbró a los indios para que tejieran sus manares y toda clase de cestería.
De esta manera, anduvo el Sol viajando de una parte a otra.
Pero la culpa de que el Sol se estropeara la tuvo una mujer, que dijo: “Estando con ganas de dormir, siempre este dichoso Sol está alumbrándolo todo”. Entonces, el Sol se marchó, aunque volvió. Y entonces así sigue: viene y luego se marcha para que no le digan como aquella mujer.
Ahora, los indios decimos que por un tiempo, el Sol viaja hacia los campos de río Branco y entonces el Sol come mucha sal y cuajada y leche de vaca. Y durante ese tiempo el Sol tiene la cara limpia y el cielo está clarito y no hay nubes y no llueve y no hay tormentas.
Pero después el Sol sube hacia Ikén y entonces él pasa la noche con los indios Injarikok y se la pasa emborrachándose y bailando. Y entonces él se pone bravo y hay lluvias para que haya mucha yuca para la bebida, y hay rayos y truenos.
Cuando es el propio tiempo del Sol, las cigarras y otras varias parecidas, que son las novias del Sol, se la pasan cantándole.
Pero, cuando es el tiempo propio del aguacero y del Sol bravo, pasan hacia allá, hacia Ikén, las mariposas de varias clases, que son amigos del aguacero, a bailar allá.
Esto decimos ahora los indios.


LEYENDA DE LOS MAKUNAIMA 
Hace mucho tiempo, el Sol era un indio que se dedicaba a desbrozar montañas y quemarlas para sembrar ocumo. Él sólo comía ocumo; su cara era brillante.
Un día fue a beber agua y a bañarse en un riachuelo después del trabajo.; al acercarse, sintió en un pozo como el remolino de una persona que se sumerge. Y quedó pensando qué sería aquella.
Otro día volvió con más sigilo al pozo de agua y vio a una mujer pequeña, pero de una cabellera larguísima, que le llegaba a los pies. Estaba bañándose y jugando y batiendo el agua con sus cabellos.
Pero ella se dio cuenta de que venía el Sol aún logró asirla por la cabellera. ”A mí no, a mí no”, gritó aquel ser, que se llama Tuenkarón. Y dijo más: “Yo te enviaré una mujer para que sea tu compañera y esposa”. Y entonces el Sol soltó su cabellera y dejo irse a Tuenkarón.
Al otro día, estando el Sol limpiando el conuco y juntando los árboles para pegarle fuego, vio una mujer blanca, que le enviaba Tuenkarón.
“¿Ya limpiaste el conuco?”, le preguntó la mujer. El Sol le contestó: “Aún no; apenas he limpiado más este pedacito que ves y juntando estos pocos montones”.
Después dijo el Sol a la mujer:” Saca esos ocumos, que yo asé, del rescoldo, para comer”. Sacólos de las brasas la mujer y le dijo al Sol: “Aquí están”. Y comieron. 
Después, dijo el Sol a la mujer: “Pega fuego a los montones, que yo junté”. Y la mujer pegó fuego a los montones con un palo rajado y conchas secas.
Cuando terminó de pegar fuego, la mujer dijo: “ya está”; volvió a decirle el sol: “Ahora vete a buscar agua”. La mujer se fue a la quebrada con su camaza, se agachó para recoger el agua. Mientras la estaba cogiendo y llenando la camaza, se le ablandaron las puntas de las manos (los dedos), y después los brazos y todo el cuerpo.  Y así quedó aplastada  como un montoncito de arcilla. Porque aquella mujer estaba hecha de tierra blanca.
En vista de que la mujer no volvía, el Sol se fue a buscarla. Y cuando llegó a la quebrada, encontró el pozo con el agua de color terroso: era la mujer que se había deshecho enturbiando el agua.
Entonces el Sol, disgustado, dijo: “Eso es lo que me manda Tuenkarón: una mujer que no sirve ni para coger agua”. Después se subió más arriba a beber agua no turbia. Y, como ya estaba atardeciendo, se fue a dormir a su casa.
Cuando amaneció y fue otro día, el Sol volvió a su conuco a trabajar en la limpieza.
Mientras trabajaba, al mediodía, cuando ya iba a comer. Tuenkarón le mandó otra mujer, negra como la gente de esta raza.
La mujer le preguntó al Sol: ”¿Ya limpiaste el conuco?” “Si y no”, respondió el Sol, “Apenas he limpiado ese poquito que tú ves”. Después le dijo también: “Ve a buscarme agua para beber, para que comamos juntos”.
La mujer se fue a la quebrada, trajo el agua y comieron juntos el ocumo. Después de comer, el Sol se pegó de nuevo al trabajo y le dijo a la mujer: “Mientras yo sigo amontonando, tú pegas fuego a los montones ya hechos”.
La mujer cogió un palo rajado para ir a pegar fuego. Se arrodilló frente a unas brasas, sopló para levantar llama, pero el fuego le calentó la cara y de ahí se fue derritiendo por los brazos y por todo el cuerpo; y así quedó aplastada como un montón  de cera silvestre. Porque aquella mujer estaba hecha con cera.
El Sol se volteó repetidas veces para ver el fuego que iba prendiendo; pero como no veía humear ningún montón, se fue a ver qué pasaba con la mujer. E iba diciendo: “Pues si le dije que fuera pagando fuego a los montones”. Pero, ¡Qué sorpresa! Al acercarse, encontró a la mujer derretida y convertida en un montón de cera.
Entonces el Sol se fue a la quebrada y dijo: "Hay que ver qué mala y mentirosa es Tuenkarón. Pues bien: ahora yo voy a secar esta quebrada, yo voy a secar toda el agua”.
Pero Tuenkarón sin dejarse ver, le contestó: ”No, no: no hagas eso; espera que yo te voy a mandar una mujer”.
Pero aquel día no se le sentó al Sol la semilla del vientre (no se le sosegó el corazón). Aquella noche se acostó bravo.
Pero al otro día, cuando hubo amanecido, el Sol se fue, según su costumbre a trabajar en su conuco; estando inclinado sobre su trabajo, se le presentó otra mujer de color rojizo (de laja), con una olla en su mano.
La mujer, poniéndose delante, le preguntó: “¿Ya limpiaste el conuco?” Pero el Sol no le contestó, cómo si no oyera, escamado con los engaños pasados.
“¿Por qué no me contestas?”, volvió a preguntarle la mujer. El Sol le contestó: “Porque todas sois embusteras; todas os aplastáis y os derretís”. “Si es así”, replicó la mujer, “Me regreso a Tuenkarón”.
Pero el Sol le dijo: “Bueno, espera que yo te pruebe”. Y entonces le mando pegar fuego, y no se derritió. Y le mando a traer agua; y la trajo y, al cogerla, no se ablandó. Después le mandó cocinar ocumo en la olla; y el Sol vio como la colocaba sobre unas piedras y cómo hacía el fuego. El Sol observó con cuidado todas sus costumbres y habilidades.
Cuando comenzaba a atardecer, la mujer dijo al Sol: “Yo vine para regresar”. “Bueno, -le contestó el Sol- hazme la comida para ver que regreses”. Y después que la hizo, la mujer le dijo al Sol: “Ea, me voy; me voy para regresar mañana temprano”. El Sol le dijo también: “Sí, vente bien de mañana”.
Al otro día, el Sol se fue más temprano que de costumbre al trabajo. La mujer vino también muy temprano. El Sol volvió a probar otra vez a la mujer. Le mandó a traer agua, le mandó hacer fuego, le mandó cocer la comida. Y, viendo que ni se ablandaba, ni se derretía, ni se rajaba, le cayó en agrado y le llenó los ojos (las aspiraciones o deseos).
Al caer la tarde, fueron a bañarse juntos a la quebrada; y entonces el Sol vio muy bien que la mujer era rojiza, como los pedazos de piedra del fuego que suele haber en el lecho de los  ríos. No era blanca ni tampoco negra.
El Sol le dijo entonces a la mujer: “Vámonos a mi casa”. Pero la mujer le dijo: “No se lo dije a Tuenkarón”. “¿Eso qué tiene que ver?”, le replicó el Sol. Pero la mujer le contestó: “Eso no lo puedo hacer de ninguna manera”. “Entonces”, dijo el Sol, “Vente bien temprano a prepararme la comida”. “Está bien”, le dijo ella, “Y también le diré a Tuenkarón para quedarme contigo”.
Y efectivamente, al otro día, la mujer vino muy temprano, le hizo comida cocida, le asó ocumo, arrancó yuca, le ralló e hizo casabe. Aquel día se quedó a dormir con el Sol y desde aquel día vivieron siempre juntos.
Y tuvieron varios hijos, y esos fueron los Makunaima.
Algunos indios dicen que el nombre de la madre de ellos era Aromadepuén. Y que los nombres de los hijos fueron los siguientes: Meriwarek, el primogénito; luego, Chiwadapuén, hembra; Arawadapuén, segunda hija, y Arukadarí, el más pequeño, que muchas veces se llamaba Chiké. 

Nota: Textos transcritos de Leyendas Indígenas Venezolanas de Carmela Bentivenga de Napolitano, publicado por Editorial Biosfera (Caracas, 2007)

domingo, 19 de octubre de 2014

Leyendas indígenas (muestra cinco)

Infante indígena en el archivo de Diego Escobar

Niña amazónica protegiendo su maquillaje de la lluvia


(archivo de Soy de Puerto Ayacucho - Amazonas)


LA CREACIÓN DE LOS PRIMEROS SERES HUMANOS (Etnia   Yukpa)
Un día, Dios se dirigió al bosque, donde anduvo de un sitio a otro; mientras lo hacía, golpeaba árboles con su hacha. Así, pasó de uno a otro hasta llegar a uno que dejó salir sangre desde el momento en que el hacha cayó sobre él. Dios derribó este árbol, y de su madera labró las figuras de dos niños. En seguida, derribó un segundo árbol, de cuyo tronco fabricó una caja, y dentro colocó las dos figuras. Luego, llamó un pájaro, el pájaro carpintero, al que ordenó sentarse sobre las figuras. Luego cerró la caja con una tapa y la dejó en el bosque.
Días más tarde, la compañera de Dios fue al bosque y se sorprendió enormemente de escuchar voces. Siguiendo la dirección de los sonidos, descubrió la caja. Con muchísimo cuidado levantó la tapa. Cuál no sería su sorpresa al encontrar dos niños y un pájaro. Ella (la compañera de Dios) se llevó los niños a casa y los crió  hasta que fueron grandes y pudieron convertirse en marido y mujer. Muchos niños nacieron de esta joven pareja y, eventualmente, se casaron unos con otros. Al transcurrir unos años, hubo gran número de gente sobre la tierra.
 Un día, Dios bajó entre los hombres y los reunió frente a él. Les contó cómo habían surgido ellos de las figuras de madera y que,  por tanto, todos eran descendientes de una pareja original de seres nacidos de unos mismos padres y al mismo tiempo. Les advirtió que, puesto que ahora había gente suficiente sobre la tierra, de allí en adelante, ningún hombre podía tomar como esposa a hermana.
La gente convino en aquello y prometió guardar esta ley. Entonces, Dios presentó el pájaro carpintero a los Yupa como su ayudante en el trabajo, y le dio formas humana.
El último día de la permanencia de Dios entre los yupa, organizó una fiesta y les enseñó el arte de preparar la “chicha”. Finalmente, antes de irse, les prometió que, después de esta vida, llamaría a los Yupa  a unírseles allá en su tierra.

EL MITO DEL ALGODÓN (etnia Guaica)
Texo era un yanomami pequeño de estatura, pero ágil e inteligente. Mientras todos los demás dormían en un chinchorro de bejuco, él dormía en uno muy fino y suave de algodón. Los indios que lo visitaban no podían explicarse cómo había podido confeccionarse un chinchorro tan precioso. Texo, entonces, acompaño a los curiosos visitantes y les enseñó:
“Escoged una parcelita de terreno, lejos del plátano, de la yuca y de otras plantas capaces de hacer morir a la de algodón. Invocad a Teroriwa (espíritu del colibrí), sembrad esta planta y tratad de conservar la semilla de las plantas viejas, si queréis tener plantas nuevas; cuando éstas hayan crecido bastante, cortadles las puntas, así las ramas quedarán más fuertes. Entonces, brotarán las flores y se formarán unos capullos. Llevad a casa esos capullos, sacadles las motas blancas y ponedlas a secar al sol, para que se pongan más blancas, luego, quitad las semillas y abrir la mota y todo estará listo para hilar.”  
Seguidamente, Texo les enseñó a hilar a las mujeres. Cogió una varita derecha y resistente y un pedazo de totuma y con eso les hizo ver cómo se hilaba el algodón.
Desde que Texo enseñó a los yanomamis a cultivar el algodón, él ya no lo siembra. Se surte recogiéndolo en los plantíos de sus alumnos. Es que Texo se convirtió en el colibrí el cual, al hacer su nido los reviste de algodón.

LEYENDA DE MACHÁLIKA-WEENI O CERRO LA JUVENTUD (etnia Guarekena)
Para el comienzo del mundo, había una mujer con tres hijos. Uno de ellos era un despreciado, nadie lo quería. Él era despreciado por varios motivos: no conseguía trabajo, no conseguía mujer, lo que aspiraba no lo conseguía. Por eso, en el caño Simakén, se encuentra una laguna como a 2 kilómetros de la boca de San Miguel que se llama MUNAPANA, es decir, la puerta de la casa de las toninas, y ahí los tres hermanos hablaron: ¨Hermano, ¿cómo puede usted conseguir trabajo? Si no lo consigue, ¿qué va a hacer Usted?
Él dijo: ¨Mano, lo que me queda es matarme¨.
Le contestaron: ¨¿Cómo te vas a matar?¨
Él se subió a un árbol, de ese árbol se tiró al suelo, pero al caer, lo hizo en una laguna. De la laguna salió un hombre que le dijo: ¨Amigo, ¿Qué te pasa?¨
¨No hombre, yo lo que ando buscando es la muerte¨´
¨¿Por qué motivo te vas a matar?¨
¨Porque no encuentro trabajo, ni mujer. Por esos motivos me voy a matar¨, contestó. El hombre, que era yecuana, entonces le dijo MULULI, así se llamaba el que tenía todos los remedios para conseguir lo que yecuana necesitaba. Los tenía en el cerro de Machálikaweeni. Este cerro es la maleta de la medicina que tenía ese señor, el Mulúli, es decir, el araguato.
Él le dijo: ¨No hombre, amigo, es muy sencillo. Si quiere que yo le consiga ese remedio, acompáñeme para ir a Kuléyana¨. Entonces, ninguno sabía dónde quedaba ese caño.
Desde que inventaron ese viaje desde la boca del caño Sike, se fueron ellos, subieron, en cada caño preguntaban a los porteros o agentes que tenían esa gente en ese tiempo. Le preguntó al portero del caño Ichani: ¨Señor, ¿nos puede decir, si por este caño se encuentra el caño Kuléyana?
¨yo acabo de recibir una información del jefe que tengo en este caño, que no se llama Machálika-Weeni, sino que se llama UKUSILIMA (o Cerro Jabúa, es decir, con forma de esa fruta); bueno, ese se encuentra en la cabeza del caño Kuléyana (Sejal).
¨ ¿Cuánto tiempo se gastará por aquí?¨
¨Si se va por el propio caño unos cuatro o cinco días, va a pasar trabajo. Es mejor que se meta por este desecho¨. Se metió en una laguna. En esa laguna había dos asientos y por allí lo llevaron rápido a la boca del caño Kuléyana.
En esa boca se meten dos caños, uno al este y otro al norte. Al norte el kuléyana y al este el desecho que sale al Casiquiare (desecho tápu). Luego siguieron, y entonces le preguntó: ¨Amigo, ¿Cuáles son las medicinas que usted desea tener?¨
¨Yo deseo toda clase de medicinas que me sirvan a mi persona¨.
En el caño kuléyana hay una laguna; ahí estaba viviendo la abuela de los dueños de ese cerro. La vieja les permitió seguir, arribaron a la boca del caño Machálika-Weeni, que es un caño que da al oeste. Este caño nace en la falda del cerro Machálika-Weeni. Tiene tres picos, que señalan hacia los puntos cardinales. Uno es borrado al naciente. Solo tienen tres picachos: más bien hacia el este, oeste y sur. En ellos, se forma una laguna. En esa laguna está un agua estancada con muchas hierbas y se estanca en el pozo; es helada. Allí le dijo: ¨Mire amigo, ya lo vamos a curar, quítate la ropa¨.
Entonces el yecuana se desnudó y Mulúli se montó encima de él, lo pisó y le sacó todos los bagazos que tenía dentro. Las comidas malas. Lo puso boca arriba y lo lavó bien lavado. Luego le dijo: ¨Subamos, que arriba te conseguiré todo para que no te pongas viejo¨. Ahí fue mostrando las hierbas: ¨Esta hierba es para que no te pongas viejo, esta para conseguir novia, esta para conseguir trabajo; ahora, estas otras hierbas son malas, son para atraer a las mujeres casadas. O cosas malas¨. El yecuana era porfiado y de ahí, contrajo la muerte.
Le dijo Mulúli: ¨eso es todo¨. Cuando vayas a llegar a la casa, toca el pito. Entonces, cuando faltaban veinte metros para llegar a su casa, tocó el pito. Las muchachas dejaron lo que estaban haciendo para encontrarse con yecuana. Desde ese momento conseguía trabajos, mujeres, y por ese motivo los otros compañeros querían matarlo. Él dijo que no salía de su casa y que si querían darle trabajo, él iba a su trabajo y regresaba a su casa, por eso, hoy en día, quien triunfa tiene enemigos.
Al fin lo mataron y después lo quemaron. De sus restos salieron hierbas; esas hierbas son las pusanas. Él murió en el cerro Machálika-Weeni. Por eso dicen que hay dos pozos, uno donde llegó y se bañó y otro donde quedó su cadáver.

LOS DIENTES DEL JAGUAR Y SU MARCHA SILENCIOSA (etnia Yanomami)
Unos “Wuaika” se encontraron. Habían tejido una cesta perforada. Los motivos eran perfectamente regulares y la canasta era bella. Dijeron:
-“Esta será para la cola”.
Unos shamathari habían fabricado una segunda cesta tan bien echa como la primera. Divisaron a un niño: -“¡Ven acá!”
Le fijaron la primera cesta sobre los riñones y las nalgas y la segunda sobre la espalda. Luego dijeron al niño: -“Cava un hueco”.
-“¿Dónde?”  -“Allí mismo, donde estás”.
El niño cavó. Tiraba la tierra excavada con sus manos ayudándose con los pies, como lo hacen los cachicamos. Cuando había trabajado un buen rato, preguntó:
-“¿Es lo suficientemente profundo?
-¡Cava más!” Cavo de nuevo.
-“¿Y ahora?” -“Está bien así”.
El hueco no era muy profundo y el niño podía meterse. Se le dijo: -“Vivirás allí, no saldrás de la madriguera”.
Y lo abandonaron. Jaguar pasó por allí. -“¿Quién ha cavado este hueco? ¿Quién está dentro?”
-“Soy yo”.
-“¡Salte!” 
-“No, me prohibieron salir”.
-“Acércate al menos al orificio para que podamos hablar”.
Dientes enormes le habían salido al muchacho.
Estaba cegado por la luz: “Casi me olvido de la luz del día” -pensó. Apareció. Jaguar exclamó: -“¡Qué dientes tan grandes tienes! Los quiero a toda costa”.
-“Deja eso, no se quitan”.
-“¡Qué dientes!”
Jaguar poseía dientes muy pequeños, parecidos a los que tienen ahora los cachicamos. Los hizo mover y se los retiró:  -“¡Aquí están; tómalos!”
Depositó los dientes en un montón delante del niño-cachicamo. Hicieron el cambio. Jaguar debió hacer fuerzas para introducir los nuevos dientes, pues los alvéolos anteriores eran muy estrechos.
-“Tú vas a volver al fondo de tu hueco. Pero no está todavía profundo. ¡Vuelve a cavar!”
El muchacho obedeció. Mientras trabajaba. Jaguar agregó: -“Debes hundirte más profundo bajo tierra, estás todavía en la superficie”.
El niño cavó y cavó. Al cabo de un momento: -“¿Así, quizás?”   
-“Cava todavía más”.
El muchacho continuó. Ya no oía más que un pequeño ruido y Jaguar debía tender la oreja en el orificio del hueco.
-“¿Así, quizás?”   
-“Deja de hundirte, conténtate con alargar el túnel”. Jaguar pensaba que estaba bien lejos.
-“¿Y ahora?”
 -“¡Cava más!”
El niño continuó su tarea.
-“¿Y aquí?”
 -“¡Sí, eso es!”
Jaguar que, más tarde, se volvería cazador de cachicamos, actuaba ahora contra su propio interés.
Alejándose, reflexionaba: -“¿Por qué se enterró en ese hueco para vivir solo?”
Cerca de él encontró a Ciempiés. Jaguar hacía mucho ruido desplazándose; Ciempiés era completamente silencioso. Dijo al jaguar:
-“Cuánto ruido haces caminando. Si sigues así, los hombres seguro te matarán cuando se embosquen para cazarte”.
-“¿Cómo haces tú?”
-“Es necesario caminar así”.
Le enseñó cómo tenía que hacer: caminó sin hacer ruido.
-“Voy a suavizarte la planta del pie”.
-“¿Cómo harás?”
Ciempiés le tomó cada pie y le acarició y suavizó la planta. -“Es así como tú debes ser. Espera aquí, voy alejarme”.
Se fue sin que hubiera podido discernir el más mínimo ruido. Luego le gritó: -“¡Desplázate a tu turno!”
Jaguar avanzó: su paso era flexible y silencioso.
Se despidieron. 

Nota: Textos transcritos de Leyendas Indígenas Venezolanas de Carmela Bentivenga de Napolitano, publicado por Editorias Biosfera (Caracas, 2007)